INFORMACIÓN GENERAL

Alcazaba

Este Palacio fortaleza cuyo nombre en árabe significa ciudadela es un espacio muy visitado por conjugar historia y belleza en un mismo recinto.

De época musulmana está situada a los pies del monte Gibralfaro donde está el Castillo defensivo árabe al que estaba unido por un pasillo resguardado por murallas llamado La Coracha; junto al Teatro romano y frente al edificio de la Aduana, es una oportunidad para ver en solo unos metros la unión de las culturas romana, árabe y renacentista, lo que hace a este rincón un lugar muy especial.

Su componente militar la hace una de las obras más importantes musulmanas conservada en España. Con matacanas, torres albarranas con saeteras y murallas almenadas como elementos defensivos, sin embargo su mejor defensa estaba en su situación, dominando desde sus balcones la ciudad y la bahía.

Teatro Romano

El Teatro Romano de Málaga es uno de los símbolos vivos de la Hispania Romana en la ciudad. Dispone de un moderno centro de interpretación ubicado a su lado en el que por medio de las nuevas tecnologías puede conocer la vida y las costumbres de la época. También se ha recuperado su uso primigenio ofreciendo espectáculos en su interior.

Construido en tiempos de Augusto, en el siglo I después de Cristo, mantuvo su uso hasta el siglo III. Numerosos materiales como los sillares, columnas y piedras talladas fueron utilizados para la construcción de la Alcazaba.

Casa del Consulado. Sociedad Económica de Amigos del País

La Sociedad Económica de Amigos del País es un edificio del siglo XVIII de estilo barroco clasicista declarado Monumento Histórico Nacional en 1923. Edificado en 1785 albergó el Montepío de Socorro a los Cosecheros y más tarde Consulado Marítimo Terrestre, de ahí que se le conozca también como Casa del Consulado.

En 1856 se convierte en sede de la Sociedad Económica de Amigos del País, que tiene por objeto promover la agricultura, la industria, el comercio y la educación.  Entre sus actividades estaban las clases nocturnas y difusión del conocimiento en diversas materias, préstamos de libros, conferencias y exposiciones.

Su fachada es de las clasificadas como edificio-balcón, tiene varios balcones dos de ellos corridos en la segunda y tercera planta, propios para asistir a los festejos. No en vano está situado en la Plaza de la Constitución núcleo neurálgico de celebraciones ciudadanas en Málaga.

En el 2004 fue remozado recuperando el antiguo esplendor de elementos como los mármoles de su portada o el medallón del ático con el lema “Socorre al diligente. Niega al perezoso”.

Catedral de Nuestra Señora de la Encarnación

El edificio es una de las mejores muestras del arte religioso español: situada sobre los restos de otras muestras culturales tales como la primitiva mezquita almohade.

Se empezaron sus trazas aproximadamente sobre 1.530 y se finalizó en el siglo XVIII, aunque es una obra inacabada ya que le falta remate de la fachada principal y la torre sur. Aún hoy circula una leyenda que dice que el dinero destinado a la terminación de esa torre se gastó en financiar las guerras en América de principios del siglo XIX, aunque está demostrado que ese dinero realmente se destinó a financiar obras públicas urgentes en la provincia.

En la catedral se encuentra el Museo Catedralicio, actualmente ubicado en las dependencias de la antigua Sala Capitular, son dos estancias, parte de la obra del siglo XVIII, que tienen un bello artesonado del XIX, con obras de la propia Catedral y de otros lugares, algunas de salas ya desaparecidas, tales como la antigua Sala de Ornamentos, también llamada del Tesoro de la catedral, y de esta misma Capitular, ambas ya desaparecidas y en la primera de las salas es donde se ubican gran cantidad de obras sacras.

Palacio de Buenavista

Este edificio del siglo XVI de arquitectura renacentista sede del Museo Picasso Málaga fue residencia de los Condes de Buenavista, a quienes debe su nombre. A partir del Real Decreto de 1913 se convierte en la sede del Museo de Bellas Artes y en 1939 fue declarado Monumento Nacional.

En su interior, organizado en torno a un patio de doble galería podemos encontrar artesonados de origen mudéjar y restos fenicios hallados durante su reforma.

Jardín Botánico-Histórico La Concepción

La Finca de la Concepción es uno de los jardines tropicales y subtropicales más hermosos e importantes de España y uno de los más apreciados de Europa. Amalia Heredia Livermore y Jorge Loring Oyarzábal, marqueses de Casa Loring, lo crearon en 1850. Fue declarado jardín histórico-artístico en 1943, el Ayuntamiento de Málaga lo adquirió en el año 1990, lo acondicionó y lo abrió al público en 1994.

Se compone de 23 hectáreas y cuenta con un jardín en el centro que ha sido declarado como jardín histórico/artístico, de aproximadamente 3 hectáreas. Forma un conjunto de fuentes y cascadas, combinados con una hermosa selección de plantas subtropicales de todo el mundo, su estilo romántico paisaje se destaca con características neoclásicas significativas.

Hay más de 25.000 especies de plantas pertenecientes a alrededor de 2.000 especies diferentes, 90 de ellas palmeras, 200 son plantas nativas y el resto son tropicales y subtropicales.

Paraje Natural de la Desembocadura del Guadalhorce

El paraje natural de la Desembocadura del Guadalhorce se encuentra localizado dentro de una isla de 122 hectáreas, actualmente delimitada por los dos brazos del río Guadalhorce en su tramo final. Dentro del paraje se localizan varias lagunas, las riberas del río, la zona de arenas que limita con el mar y espacios terrestres que ofrecen una variedad ambiental que permite el asentamiento de distintas especies a lo largo del año. Podemos encontrar vegetación de ribera con ejemplares de álamos, eucaliptos, tarajes, eneas, cañas y juncos. La ruppia marítima es un ejemplo de vegetación sumergida de las lagunas; en las zonas de arena de la playa podrá ver especies singulares adaptadas a suelos salinos y arenosos que no existen en otras playas cercanas.

Imágenes originales de:

 

www.malagaturismo.com